miércoles, 24 de noviembre de 2010

Para dentro de 20 años..., si puede ser...


Hay ciertas aptitudes que vengo observando en mi hija que me hacen pensar que los puntos de vista que tiene sobre ciertos "problemillas" no son tan desacertados ¿o no?

Me encanta volver del colegio caminando con ella. Las conversaciones que mantenemos no tienen precio.

(...)


A.- ... y entonces fue cuando mi novio vino...

P.- Pero, ¿cómo que tu novio?, ¿no me dijistes la semana pasada que ya no tenias novio?

A.- Veras papá, es que otra vez ha vuelto conmigo. Ahora dice que ya no se va a casar con Paula ni con sus padres, ahora quiere casarse conmigo, otra vez.

P.- ¿Y no sera mejor que seais amigos y ya está?

A.- Eso es lo que yo le digo. A mi me esta volviendo la cabeza loca porque un día dice que se casa conmigo y otro día dice que Paula es más guapa y cuando se cansa, dice que se va a casar con sus padres. Yo no le entiendo.

P.- Yo creo que es mejor que mañana le digas que solo quieres ser su amiga, porque si no, me parece que vas a volver a pasarlo mal cuando te diga que otra chica es más guapa que tú y se marche con ella, ¿no crees?

A.- Hombre, solo somos niños pero yo solo le cojo la mano así (coje mi mano con la suya entrelazando sus deditos con los míos), pero yo sé que otras chicas le dan besos y yo no le doy besos porque los bichos que estan en la saliba pueden pasar de una cara a la otra ¡ag! ¡qué asco!


¿Será esto el inicio de algo venidero? ¿o tal vez sea algo pasajero? ¡puf!

2 comentarios:

  1. Por si acaso, mantén los ojos abiertos, no vaya a ser que tengas que salir con la escopeta...

    ResponderEliminar